Top
Image Alt

Cursos de Marcha Nórdica

La lucha por el cambio climático nos exige elegir destinos dentro de nuestro continente y a ser posible sin usar avión

Especialmente recomendado en tiempos de COVID19

 

¿Qué es la Marcha Nórdica o Nordic Walking?

Caminar de manera consciente, con un movimiento coordinado y fluido de todo nuestro cuerpo, donde el origen es el patrón básico de nuestro andar natural y junto con el impulso de los bastones conseguimos la activación de nuestro tren superior, provocando una cantidad inmensa de beneficios para nuestro cuerpo y mente.

Para ello, antes de empezar y para evitar lesiones y malos hábitos, es importante aprender la técnica correcta por medio de un curso de iniciación, donde un instructor enseñará las bases de la marcha nórdica: Llevar una correcta alineación de nuestro cuerpo, la utilización y control de los bastones para impulsaros hacia delante, el balanceo de brazos, la pisada, la liberación y coordinación cruzada de cadera y hombros, además de aprender a adaptar la técnica a cualquier tipo de terreno y desnivel. Así alcanzaremos todos los beneficios que este deporte propone.

Aunque se llame marcha nórdica no es necesario vivir en un país nórdico para su práctica, ya que el nombre hace referencia sólo al lugar donde se originó esta actividad física. Muchos de los entornos rurales y de naturaleza de nuestro país son perfectos para su práctica, formados en su gran mayoría por terrenos ondulado sin grandes desniveles pero con constantes subidas y bajadas y algunos terrenos llanos.

Beneficios de La Marcha Nórdica

        • Estimula el sistema inmunológico, ayudando a la prevención de enfermedades.
        • Activa el sistema cardiorespiratorio, mejorando la resistencia aeróbica y la eficiencia respiratoria.
 Intervienen cerca de 600 músculos, que vienen a ser el 90% de nuestro cuerpo. Caminando o corriendo sólo intervienen un 30%.
        • Mejora nuestra postura corporal y ayuda a corregir malos hábitos y alteraciones de la columna vertebral.
        • Ayuda a controlar la presión arterial, el colesterol y los triglicéridos.
· Libera tensiones de hombros y nuca.
· Estimula la eliminación de las hormonas relacionadas con el estrés.
        • Genera sensación de bienestar y aumenta la autoestima.
· Economiza el trabajo del corazón.
· Fortalece el sistema inmunitario.
· Contribuye a la prevención de la osteoporosis y la mejora en caso de haber aparecido.
· Ayuda en la pérdida de peso. La media del consumo de calorías es del 20%, pudiendo llegar hasta el 40% (410 calorías/hora) con respecto a la marcha tradicional.
        • Actividad de bajo impacto. Disminuye la presión en articulaciones, sobre tobillos y caderas, favoreciendo el tratamiento y la prevención de la artrosis.
· Favorece al drenaje linfático. Importante para personas afectadas de cáncer de mama, ginecológicos, melanomas…con extirpación de los ganglios.
        • Entrena la resistencia y la fuerza, además de la movilidad, el equilibrio y la coordinación.
        • Favorece la sociabilidad.
        • Ralentiza los procesos de envejecimiento y degenerativos.

¿Para quién está indicada la Marcha Nórdica?

Para todas las edades a partir de 10 años, dependiendo de la estatura del niño (consultar para niños de baja estatura por el tamaño de los bastones), independientemente de su capacidad física, ya que la marcha nórdica se adapta a la funcionalidad de cada persona, salvo que exista una prohibición expresa médica por lesión, incapacidad concreta o enfermedad grave.
Hoy en día fisioterapeutas, entrenadores, deportistas, osteópatas y médicos la recomiendan no sólo como tratamiento preventivo y/o recuperación física, sino también como base de entrenamiento para cualquier disciplina deportiva ya sea a nivel aficionado o de alto rendimiento.

Curso de Marcha Nórdica subvencionado en La Torre de Esteban Hambrán – Toledo

12 – 13 – 19 o 20 de junio 2021 de 10:00 a 13:00 h

You don't have permission to register